Conozca los mitos de la facturación electrónica que están implementado las empresas

Se espera que a 2019 las empresas contribuyentes en Colombia hayan completado el proceso de transformación electrónica que les permita pasar de la factura de papel a la digital.

Mientras tanto, en este lapso, las empresas deberán ajustar sus sistemas de información e implementar las plataformas tecnológicas necesarias para cumplir con lo establecido en el decreto 2242 de 2015 que reglamenta las condiciones de expedición e interoperabilidad de la factura electrónica con fines de masificación y control fiscal.

Raúl Ávila, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Colombia, aseguró que cerca de 500.000 contribuyentes deberán ingresar al nuevo sistema de facturación planteado por la Dian y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, eso representa aproximadamente 25% de las empresas unipersonales y grandes contribuyentes del país que tendrán que asumir la transformación digital en un tiempo reducido.

Alrededor de este proceso tecnológico han surgido algunas dudas e imprecisiones. En LR presentamos las más comunes.

La factura electrónica sale ‘cara’

De acuerdo con el profesor Ávila, las empresas se podrían ahorrar entre 70% y 80% de los gastos que se destinan para expedir en papel la gestión de la factura. Por otro, lado la Dian estima que los gastos asociados al tema podrían reducirse 60%. Además, después de la implementación no se incurrirán en costos adicionales en infraestructura.

Solo aplica para empresas

Durante el plan piloto que está impulsando la Dian, la factura electrónica es adoptada por las empresas seleccionadas o aquellas que voluntariamente quieren incorporarse al sistema. Sin embargo, se ha establecido unas fechas límite para que todos los contribuyentes realicen la transición digital hasta que el país alcance la masificación del uso de la factura electrónica.

Sin sello no es válida la factura

Las facturas electrónicas contemplan una serie de mecanismos tecnológicos de validación; por ejemplo, la firma digital y el código único por factura emitida, los cuales, permiten establecer la veracidad del documento y su validez ante las autoridades tributarias. Así mismo, en el nuevo sistema se ha previsto la posibilidad de obtener acuses de recibo y realizar rechazos por medios electrónicos.


La información estará expuesta

La transformación digital siempre supondrá unos riesgos. Sin embargo, los datos de las empresas estarán protegidos, por esta razón los proveedores de facturación electrónica deberán cumplir con las normas ISO27001 referente a la seguridad de la información. Se trata de un conjunto de estándares internacionales para la gestión de la información de las organizaciones.

 

Autor: Raúl Ávila

Tomado de: https://www.larepublica.co/especiales/facturacion-electronica/los-mitos-de-la-facturacion-electronica-2608659

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *